martes, 2 de febrero de 2010

Impactos de la minería en Cajamarca y Choropampa

Periódico Tolimense El Nuevo Día
Febrero 2 de 2010

La literatura científica establece que aunque es evidente que cantidades pequeñas de mercurio pueden ser expulsadas en la orina, la mayoría del mercurio iónico u orgánico (como el caso del mercurio de Choropampa) se acumula en el cuerpo principalmente en el cerebro.

Debido a su solubilidad 75-85 por ciento del mercurio se absorbe rápidamente a través de los pulmones y en las células de sangre y el cerebro, generando un daño neurológico irreparable, causa tos, tirantez del pecho, problemas de respiración, malestar estomacal, náusea, vómitos, diarrea, fallas del riñón, inhabilidades en el aprendizaje, irritaciones de la piel, tumores, debilidad, deformación del músculo, parálisis, lenguaje deficiente, pérdida de la memoria, dolores de cabeza, irritabilidad, timidez y pérdida de confianza, insomnio, pérdida visual, alucinaciones y pérdida de oído.

La prensa del Perú ha reportado que el derrame ha producido muertes en los niños, y otro dato interesante es que la mortalidad en esa comunidad esta por encima del promedio nacional.

Otro aspecto de Choropampa es el daño ecológico, que a mi entender, es desconocido puesto que no se ha publicado ningún estudio serio al respecto. Sin embargo, los datos empíricos y denuncias están allí: "las ranas, patos y truchas que teníamos en el Río Grande desaparecieron" dijo en una entrevista años atrás Segundo Briones, líder de la comunidad de Cajamarca. Claro esto no se le puede atribuir solo al derrame de mercurio sino a las operaciones de Yanacocha. La mina descarga toxinas, cianuro y arsénico en las aguas residuales contaminadas que descargan en los ríos.
Es falso que exista en el mundo "explotación minera limpia" y que "cada aspecto de las operaciones de explotación minera tiene una inherente protección del medio ambiente," o que exista "tecnología nueva y limpia" como afirma la Newmont (The New York Times, Marzo 8 del 2004, página A12).

Yanacocha admite que gastó cerca a 10 millones de dólares en la limpieza de Choropampa. Sin embargo, la realidad muestra que la mayor parte de ese dinero fue en relaciones públicas y seguridad. Además con el auspicio del gobierno peruano está "invirtiendo" 20 millones de dólares (supuestamente para ser asignado para la creación de trabajos, Decreto Supremo 892), en escuelas, caminos y electricidad. Pero la realidad muestra que la mayor parte de ese dinero es para romper la resistencia de la gente en comunidades donde hay reservas de oro.

Los peruanos debemos demandar un pago justo como compensación a las víctimas de Chroropampa. Algunas personas justifican la conducta de la trasnacional por el hecho de que "da trabajo" a los peruanos pero las estadísticas muestran que solo da empleo a cerca de mil 260 de los 140 mil personas aptas para trabajar en Cajamarca. No se debe permitir la explotación en el Cerro Quillish porque es la fuente de agua potable fresca de Cajamarca.

Los análisis de riesgo presentadas por la empresa no están basadas en alguna ciencia exacta, son opiniones similares a los pronósticos del tiempo con muchas variables imposibles de controlar. Entonces la afirmación de que "las operaciones de Yanacocha no son ninguna amenaza inmediata a la salud humana, a las especies vivas y que la amenaza más grande viene de la basura humana y animal" (Stratus Consulting Inc., 2004) son cuestionables. La gente no puede ser engañada dos o tres veces.

Tomado de: www.ecoportal.net
Por Wilfredo Palomino, PhD, PE
LIMA, PERÚ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada