martes, 9 de febrero de 2010

Contener la irrupción del salvajismo

MARTES 09 DE FEBRERO DE 2010.
Diario Tolimense El Nuevo Día

La biodiversidad biológica tolimense es nuestra... tenemos el compromiso de investigarla y defenderla... debemos impedir que nuestros recursos sagrados tengan amenazas y destinos siniestros... como está ocurriendo con el petróleo, con el agua, con el carbón, con el níquel, con los feldespatos, con el cobre, con la esmeraldas, con el mercurio, la plata,... y, por supuesto, liderados por el brillo del oro...

Nuestro Tolima es bello

En el libro El Tolima: diversidad en el corazón de los andes colombianos, los biólogos registran las investigaciones sobre nuestras riquezas aún en equilibrio, como una gran oferta para las futuras generaciones.

El texto, con bellas fotografías de elementos vivos, registra los resultados de más de diez años del Grupo de Investigaciones en Zoología de la Universidad del Tolima dedicados a rastrear, centímetro a centímetro, a todo nuestro territorio, inventariando nuestros recursos, a valorarlos como prioridad para defenderlos .... Y recomiendan la urgencia de saber lo que tenemos, que es nuestro por gracia geológica y ecológica, que tenemos el compromiso de defenderlo, impedir su sustracción, su exterminio, su desaparición.

Se llevan el oro y nos dejan cadáveres

Recientemente, en nuestra investigación científica en la otra Cajamarca – la del Perú - constatamos dos cosas muy importantes: la primera es cadavérica, por donde pasa la acción minera con cianuro no queda nada, todos los recursos mueren: las rocas y el suelos se pulverizan, explotan, las aguas se envenenan, los pastos mueren, los pueblos se convierten en ruinas, los trabajadores se atrofian, la gente muere de tristeza y pesadumbre, y quienes sobreviven ya cambiaron su dios por el dinero. La segunda tiene que ver con el objeto de la existencia: tenemos la obligación de defender al Tolima, con todas las formas y herramientas.

Militancia universitaria

Tal vez por ello en la Universidad del Tolima, se está despertando un sentimiento muy nativo, y, mucha gente desde su especialidad, está aceptando el reto del Grupo de investigaciones en Zoología de la Universidad del Tolima:
"Valorar nuestra cultura indígena, nuestros productos agrícolas, nuestro clima, nuestras plantas, hongos, fauna, es fuente de identidad y sentido de pertenencia para las comunidades rurales y beneficio para las urbanas."
"Valorar las raíces biológicas, sociales y culturales contribuye a formar comunidades conscientes y responsables de sus actividades y de las consecuencias que sus decisiones pueden acarrear, no solo al ambientes, sino a las sociedades y a las culturas con las cuales comparten territorios."
No es posible que lo que se ha creado en millones de años, nosotros lo destruyamos en unos cuantos.

Tenemos que levantarnos con la oración de Peter Scheneider: Cuando se ha olvidado sus orígenes se tiene pocas posibilidades de contener la irrupción del salvajismo.

Por Gonzalo Palomino Ortiz
Observatorio Ambiental de la Universidad del Tolima
www.siempreseremosverdes.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada