jueves, 2 de julio de 2009

Crisis de vida silvestre es peor que crisis económica; unas 17 mil especies en peligro de extinción

EL TIEMPO
Las especies ya extintas podrían alcanzar las 1.159, según la Lista Roja de Especies Amenazadas que acaba de publicar la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn).

El informe señala que esta es una "mirada general a lo que está ocurriendo a todas las formas de vida en la Tierra", pues el número de especies en peligro de extinción puede ser mayor, ya que el estudio sólo ha analizado el 2,7 por ciento de los 1,8 millones de especies conocidas.

"Un total de 869 especies están extinguidas o extinguidas en estado silvestre, una cifra que se eleva a 1.159 si se incluyen las 290 especies en peligro crítico que posiblemente ya han desaparecido", dice la informe.

Además, el estudio científica muestra que casi un tercio de los anfibios, más de una de cada ocho aves y cerca de un cuarto de los mamíferos están amenazados de extinción.

En relación a las especies de agua dulce, el 38 por ciento de los peces están amenazados en Europa, mientras que en África oriental se encuentran en peligro el 28 por ciento.

"En los océanos, el panorama es igual de sombrío. Muchas especies marinas están sufriendo una pérdida irreversible debido a la sobrepesca, el cambio climático, las especies invasoras, el desarrollo costero y la contaminación", destaca el informe.

Por lo menos el 17 por ciento de las 1.045 especies de tiburón y de raya, el 12,4 por ciento de los meros y seis de las siete especies de tortugas marinas están amenazadas de extinción.

Muy visiblemente, 27 por ciento de las 845 especies de corales de arrecife están amenazadas, y el 20 por ciento están casi amenazadas.

Además, señala que "las aves marinas están mucho más amenazadas que las terrestres, con un 27,5 por ciento en peligro de extinción frente al 11,8 por ciento de las aves terrestres en esta misma situación".

El autor principal del informe y jefe adjunto del Programa de Especies de la Uicn, Jean-Christophe Vié, destacó que "todas las plantas y los animales que componen la Tierra tienen un papel específico y sirven para conseguir alimentos, medicamentos, oxígeno, agua pura, para la polinización de cultivos, el almacenamiento de carbono en el suelo y la fertilización".

"La economía depende de la diversidad de especies. Aunque el cambio climático no es actualmente la principal amenaza para la vida silvestre, esta situación puede cambiar pronto, ya que el 30 por ciento de las aves no amenazadas, el 51 por ciento de los corales no amenazados y 41 por ciento de los anfibios no amenazados tienen características que los hacen susceptibles a ese fenómeno", agregó Vié.

El estudio de la Uicn, que se publica cada cuatro años, aparece inmediatamente antes de la fecha fijada por los gobiernos para evaluar hasta qué punto se lograron los objetivos 2010 de reducción de pérdida de la biodiversidad. De paso, el análisis muestra que esas metas no se lograrán.


REDACCIÓN VIDA DE HOY.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada