lunes, 31 de marzo de 2014

Más de 42 mil hectáreas de Santurbán serán protegidas


Minambiente presentó en Bucaramanga avances en la delimitación del páramo. Ministra dice estar dispuesta a enfrentar reacción de compañías mineras.

Por: Pastor Virviescas Gómez / Especial para El Espectador

Más de 42 mil hectáreas de Santurbán serán protegidas

La cara de preocupación de los gerentes de las compañías mineras reflejaba la magnitud de la decisión tomada por la ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, quien después de largos meses de concertación por fin anunció en Bucaramanga que el Páramo de Santurbán, al menos en el papel, estará a salvo.

Apoyada en el concepto técnico emitido por el Instituto Alexander von Humboldt y en algunos criterios sociales, la ministra manifestó que ya fue definida la delimitación de Santurbán y que “este es un modelo de desarrollo realmente sostenible en el que prima que el recurso hídrico es lo más importante para la región y para la nación”.

La línea definitiva, que no será adoptada de inmediato, ni fue enseñada a los periodistas regionales, abarcará de acuerdo a la ministra Sarmiento “más de 42 mil hectáreas”, mientras que la superficie conservada del Parque Natural Regional quedó en 10.700 hectáreas.

“Demostramos que en esta decisión primó el deber ser y cuadruplicamos el área”, señaló, al tiempo que dijo que asume la responsabilidad y está dispuesta a enfrentar la reacción de compañías mineras como Eco Oro (antes Greystar) que ve frustrado su proyecto de Angostura. “Uno no puede gobernar con miedo, sino con firmeza y transparencia”, le dijo a El Espectador.

El significado de la tan anhelada noticia es que se ordena la suspensión de la minería a gran escala y la agricultura en páramo, los campesinos resultarán cobijados por una estrategia de reconversión de sus actividades y nadie tendrá que irse de quienes hoy habitan esa área ubicada en la jurisdicción de los municipios santandereanos de Suratá, California, Matanza, Vetas y Tona, incluido el corregimiento de Berlín que produce cebolla y papa.

La tarea que les espera a los gobiernos nacional, departamental y locales es crear incentivos mediante el pago por servicios ambientales para aquellas personas que opten por la conservación de los bosques y el agua, además de propiciarles otros medios de vida que sean compatibles con la conservación del páramo, consolidándolo como la inmensa fábrica de agua que alimenta a 21municipios de Santander y Norte de Santander, entre ellos el área metropolitana de Bucaramanga.

En esa etapa de transición habrá que determinar con exactitud, pueblo por pueblo, cuántas familias son las que tienen que suspender sus actividades de agricultura y ganadería, así como el número de desempleados que deja la explotación minera -en una primera fase recibirán subsidios-, para lo cual MinAmbiente considera que es clave que los alcaldes se conviertan en amigos del proceso.

El pago por servicios ambientales se hará por hectárea conservada y no por familia, con lo cual el Gobierno se le adelanta a quienes pretendieran pescar en río revuelto fraccionando sus fincas.

“Con esta medida de conservación del páramo en serio, ganaron todos los que necesitan agua y aquí necesitan agua todos: los mineros, los agricultores, los ciudadanos de arriba y los de abajo. Perdieron temporalmente los que ven limitadas sus posibilidades de producción agropecuaria o extractiva hoy dentro de Santurbán, pero la idea es que en la transición hallen un modo de vida que sea compatible con el páramo. También pierden unos mineros que tienen títulos adentro, y con ellos habrá que hacer una negociación de tipo jurídico”, explicó Juan Camilo Cárdenas, economista de la Universidad de los Andes y asesor de MinAmbiente.

Pero los grandes derrotados con la decisión, a la que llegó el Gobierno después de multitudinarias marchas de protesta a lo largo de estos tres años, son aquellas personas y empresarios tanto colombianos como extranjeros que querían llevarse las toneladas de oro y plata que esconden estas montañas, sin tener presente el valor inconmensurable del agua y el medio ambiente. Se estima que en el caso de Eco Oro (antigua Grey Star), la delimitación del Parque Regional y ahora del páramo afectará un 60% de los títulos que le fueron otorgados a la minera canadiense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada