sábado, 2 de mayo de 2009

El Gobernador respondió por su ausencia al debate de ‘La Colosa’. NUEVO DÍA

El gobernador del Tolima, Óscar Barreto Quiroga, respondió de manera categórica a los cuestionamientos hechos por la representante a la Cámara, Rosmery Martínez Rosales, luego de su no asistencia al debate que sobre el proyecto minero de La Colosa se cumplió en esa corporación.

Barreto dijo celebrar este tipo de iniciativas de los parlamentarios y particularmente de la dirigente de Cambio Radical, más cuando se da en un escenario democrático como el del Congreso.
Así mismo, el mandatario expresó que siempre ha mostrado su interés por el tema, poniendo como prueba de ello su participación en la audiencia celebrada en Cajamarca y convocada por el entonces ministro de Ambiente, Juan Lozano.

"No soy subalterno"
Pero el tono de las declaraciones del Gobernador pasaron de castaño a oscuro cuando aclaró que "con el debido respeto y aprecio que le tengo, le quiero recordar a la doctora Rosmary que el Gobernador no es su subalterno. Ella debe tener por allá unos empleados, a ellos sí les puede dar órdenes, al Gobernador no. El Gobernador no es subalterno de la doctora Rosmery. Segundo, quiero recordarle que la agenda del Gobernador la decide el Gobernador no ella y tercero, las prioridades del departamento y las urgencias de la agenda del Gobernador las decide el Gobernador no ella", puntualizó.
Barreto justificó la inasistencia al debate en el ejercicio de gestiones para contrarrestar la crisis cafetera.
"Estábamos con el señor Ministro de Agricultura para cumplir una promesa que le hice a los amigos del norte en la celebración del Día del Tolima, de buscar un encuentro con el Gobierno nacional. El señor Ministro de Agricultura va a hacer presencia en el Líbano en el transcurso del mes de mayo y la semana entrante nos definirá la fecha y la hora para desarrollar el encuentro con los cafeteros", aseguró el mandatario.

Político o técnico
Al insinuar que el debate de la Cámara no se hizo de manera técnica sino política, Barreto dijo que así lo hicieron saber los propios parlamentarios y sostuvo que este tipo de debates deben hacerse con un alto contenido técnico, y no con mensajes livianos y superficiales.
"Sé que el Gobierno nacional, los señores ministros, seguramente los parlamentarios y la comunidad en general estamos atentos a tener mejores argumentos de manera técnica para poder tomar realmente unas posiciones sobre este tema", añadió.
Consultado si la comunicación con la representante Rosmery Martínez va de mal en peor, Barreto respondió que con todos los tolimenses mantiene muy buenas relaciones.
Lo que pasa es que soy un Gobernador con carácter y personalidad. Aquí tenemos que brindar las competencias y las responsabilidades, en eso tenemos que ser un poco respetuosos. Qué tal que yo le hiciera reclamo a la doctora Rosmery porque no va a mis conversatorios. Yo no podría hacer eso, de ninguna manera, porque no le doy órdenes a ella igual ella tiene que entender que el Gobernador no es su subalterno para que venga a decir a dónde tiene que ir y qué puede ser lo importante", subrayó.

"Pensar en el futuro"
El debate que se desarrolló el miércoles en la plenaria de la Cámara terminó cerca de las 11 de la noche con las intervenciones de los ministros de Minas y Ambiente, los directores de Ingeominas y Cortolima.
Al término de la sesión, la representante a la Cámara por Casanare y vocera del partido Cambio Radical en la corporación, María Violeta Niño Morales, dijo que este era un debate necesario por la vida, por el futuro y la conservación de todas las reservas forestales.
"Se trata de anteponer la vida, el oxígeno y el futuro para nuestros nietos y bisnietos este debate era necesario y se necesitaba".
Niño Morales adujo que hay que anteponer la vida por encima de lo que sea más cuando hay reservas naturales tan importantes y tan grandes en nuestro país.
"Vendrán regalías y algunos empleos, pero también el impacto social y los problemas de seguridad. La explotación de cualquier recurso natural tiene sus efectos, lo digo por conocimiento de causa pues en Casanare nos pasó con el petróleo. No estábamos preparados para esto y fue un impacto grandísimo. Detrás del petróleo se vino mucha gente. Si yo pudiera devolver la película diría que es mejor no explotar porque el daño que se produce no compensa las mal llamadas regalías que luego son utilizadas en lo que no se debe", argumentó la congresista.

Saboteo a proposición
El representante a la Cámara por Antioquia, Germán Enrique Reyes denunció el saboteo que la bancada de Gobierno, en conjunto con el Ministro de Minas y el Director de Ingeominas hicieron a la proposición que se disponía a presentar la representante Rosmery Martínez.
“Llama la atención que se suscribe una propuesta y la bancada de Gobierno decide conjuntamente con el Ministro de Minas y el Director de Ingeominas sabotear esa proposición que compartimos como Polo Democrático”, dijo.
La proposición a la que pudo tener acceso EL NUEVO DÍA pretende, entre otras cosas, que el Ministerio de Ambiente niegue la sustracción del área de reserva forestal solicitada por Anglogold Ashanti, así como que el Ministerio de Minas revoque los actos administrativos o contratos de concesión celebrados entre Ingeominas y la sociedad Kedhada S.A.
Del mismo modo se plantea tener en cuenta la voz de la comunidad de la zona de Cajamarca y las poblaciones eventualmente afectadas con el proyecto, antes de tomar una decisión.
Según planteó el presidente de la Cámara, Germán Varón Cotrino, ante la falta de quórum decisorio la proposición será presentada nuevamente en la próxima sesión plenaria. Como dijo Reyes, habrá que ver si de aquí al miércoles próximo, cuando se vuelva a reunir el pleno de la Cámara de Representantes quienes salieron en defensa de los recursos naturales no han cambiado de opinión a la hora de votar.

"Hay total desconocimiento": Ministro
El ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, dijo por su parte que tras escuchar los planteamientos de los representantes es fácil concluir que hay un desconocimiento total de las leyes mineras. Y segundo de lo que significa el contrato de la mina La Colosa.
“La gente está pensando que ellos ya tienen permiso para explotar. Me parece que es una conclusión errónea en toda la temática. Y en lo que podamos explicar vamos a tratar de dar la claridad necesaria”, manifestó Martínez.
El alto funcionario negó haber recibido algún tipo de presión por parte de Anglogold Ashanti, pues la relación es con Ingeominas quien otorga las licencias.
“Lo que me dice el Director es que tampoco ha recibido ningún tipo de presión, el problema es que en Colombia la Ley dice primero en tiempo primero en derecho, quien pida un lote de primero tiene derecho a obtenerlo y no nos podemos negar porque ahí sí estaríamos cayendo en una ilegalidad. El código es claro y en exploración no se necesita la reserva de áreas o el remplazo de áreas. La sustracción de área no se necesita en la etapa de exploración”, subrayó Martínez, quien agregó que a pesar de ello, a petición de Cortolima se suspendió la actividad hasta que se les dé permiso para explorar.
Sobre si hay o no razones para que exista preocupación frente a este proyecto, el Ministro de Minas indicó que toda propuesta como esta genera preocupación y la preocupación es válida.
“Hay que darle tranquilidad a la gente, hay que terminar la exploración y luego sí presentar un plan de trabajo de obras y de protección ambiental. Nos estamos anticipando a las cosas”, precisó.

Casabianca ¿a la defensa?
El único parlamentario tolimense que mostró cierto respaldo a la propuesta de Anglogold fue el liberal Jorge Eduardo Casabianca.
Durante su intervención, recapituló la información difundida por este medio en su edición del sábado 25 de abril, donde un abogado bogotano puso en evidencia los posibles vínculos de la multinacional sudafricana con grupos armados ilegales, crímenes y desapariciones ocurridas en regiones como el sur de Bolívar.
Luego de dar lectura a parte del artículo de EL NUEVO DÍA, Casabianca dijo que el proceder del jurista que divulgó la información fue equivocado pues debía haber entregado las pruebas si es que existen a la Fiscalía General de la Nación.
Del mismo modo, el parlamentario reclamó el hecho de no haber convocado a los representantes de la firma minera al debate para conocer su posición.
Revisión a Código de Minas
Ayer mismo, la Cámara de Representantes adelantaba una revisión minuciosa a la propuesta presentada por el Gobierno nacional para modificar el Código de Minas. Lo que se plantea es la reforma del artículo 34, que al decir de los conocedores del tema ha sido el blindaje con el que se ha logrado frenar el avance del proyecto minero de La Colosa.
De acuerdo con el representante del Polo, Germán Reyes, el artículo 34 no permite el uso de las zonas forestales, la idea de modificar el código es legalizar proyectos como el de Cajamarca.
“Hago la advertencia, nos llama la atención que hoy muchos congresistas hablan en favor del pueblo tolimense, del pueblo colombiano, pero están suscribiendo una ponencia de modificación al artículo 34 que prácticamente legaliza lo que se está haciendo de manera ilegal, entregándole a una multinacional poderosa los recursos naturales del Tolima donde van a producir un gran daño forestal y en la riqueza hídrica”, anotó Reyes.

Uribe salió en falso
El representante también calificó como desafortunadas las palabras del presidente de la República durante su consejo comunitario en Chaparral con las que prácticamente avaló el desarrollo de la exploración y explotación minera.
“En Chaparral, el 7 de marzo, al doctor Uribe que le brillan los ojos pensando en el oro decidió dar respaldo a la propuesta de La Colosa. Lo dije en mi intervención, esta multinacional es una sucursal de Kedhada que tiene dos mil 114 títulos mineros entregados por Ingeominas correspondientes a más de cuatro millones de hectáreas, dos millones y medio de hectáreas en Antioquia, entonces lo que uno ve aquí es una complicidad de Ingeominas del Ministerio de Minas y altos ejecutivos del Gobierno”.
“Necesitamos saber cuál es la posición del actual Ministro de Ambiente, ya que el saliente no se pronunció cuando debía hacerlo. Él ha debido tomar una determinación en el caso de La Colosa y no la tomó como tampoco lo hizo en su momento el procurador Edgardo Maya en un fallo en el caso de la Yidispolítica”, sostuvo Reyes, quien agregó que la ambición de las multinacionales cuenta con el contubernio del Gobierno nacional y algunos congresistas que quieren seguir modificando el Código Minero acudiendo a su doble moral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada