miércoles, 16 de octubre de 2013

En 2047 el clima cambiará radicalmente

Un estudio de la Universidad de Hawái señala que en tres décadas ciudades como Nueva York y Washington experimentarán las temperaturas más extremos de los últimos 150 años.


En el año 2047 la Tierra experimentará un clima radicalmente diferente: las temperaturas superarán las registradas en los períodos más extremos de los últimos 150 años. Si se logra reducir el ritmo actual de emisiones de dióxido de carbono y de otros gases contaminantes, los cambios llegarán en el 2069. “Independientemente del escenario, los cambios se producirán pronto –señala Camilo Mora, autor principal del estudio–. Para mi generación, cualquiera que fuera el clima al que estuviéramos acostumbrados, será cosa del pasado”.
Así lo concluye un estudio realizado por científicos de la Universidad de Hawái (EE.UU.) y publicado en la revista Nature. Las primeras ciudades de Estados Unidos que notarán los cambios serán Honolulu y Phoenix, hacia el 2046. Un año más tarde Nueva York y Washington comenzarán a experimentar dramáticos aumentos de temperaturas. Los radicales cambios llegarán un poco más tarde a Los Ángeles, Detroit, Houston y Chicago. La última ciudad estadounidense que cambiará de clima será Anchorage, en Alaska, que lo haría en 2071.
Los investigadores llegaron a estas conclusiones luego de elaborar un índice que mide cuál será la temperatura de determinado lugar del planeta en unos años, si se mantienen los niveles de contaminación actuales. “Lo que hemos hecho es recopilar los datos de todos los modelos y mostrar sus resultados. Estamos mostrando datos de todo el mundo”, le explicó a la agencia de noticias científicas SINC Camilo Mora.
Según Mora lo más sorpresivo de este estudio es que las áreas de los trópicos serán las primeras zonas “que experimentarán climas sin precedentes en la próxima década”. Se trata, además, de las regiones más poblados y con menores recursos para adaptarse. “Nuestros resultados sugieren que los países afectados por los primeros cambios en el clima sin precedentes serán los que tienen la menor capacidad de respuesta. Irónicamente son los menos responsables del cambio climático”, le dijo al mismo medio Ryan Longman, coautor del estudio.
Otra preocupante conclusión de este estudio es que los efectos del cambio climático no sólo se sentirán –o se están sintiendo– abruptamente en los polos sino también, y de “forma más urgente” en los trópicos donde los cambios están siendo “pequeños pero rápidos”. “Las especies tropicales no están acostumbradas a la variabilidad del clima y son más vulnerables a los cambios relativamente pequeños”, señalaron los investigadores.
Diversos estudios han señalado que la llegada de un clima “radicalmente diferente” llevaría a miles de personas a buscar resguardo en otras regiones menos golpeadas; incluso se ha estimado que para 2050 el número de refugiados ambientales llegaría a unos 200.000.
Redacciòn vivir
El Espectador
X 16 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada